Mirai no Mirai

La última película de Mamoru Hosoda es una historia en la que se navega de forma fluída entre costumbrismo y la más pura fantasía. Consiste en una narración muy natural que se va haciendo más profunda, capa a capa. Desde la sencillez de la vida cotidiana, su fondo va cargándose de emociones para finalmente transcender a reflexiones universales.

El eje de realidad del que parte el argumento es la perspectiva de un niño que ha tenido toda la atención de sus padres hasta que la pierde al llegar su hermana pequeña. Poco a poco, según el niño va aprendiendo y madurando, todo ese realismo se eleva y va alzando el vuelo hacia una fantasía que trabaja a modo de fábula en creciente intensidad, y que nos lleva a la última reflexión de la película, evolucionando desde el intimismo a un tema más transversal: Somos un milagro fruto de una cadena de casualidades.

Es un cúmulo de pequeñas cosas insignificantes como estas lo que, al final, construye nuestro ahora.

No os la perdáis:

Ficha de la película (Film affinity)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.