El Objetivo: La distancia focal

 

El objetivo es uno de los elementos clave que determinan la calidad final de las fotografías; influye sobre todo en la nitidez de la imagen final.

Su función es concentrar los haces de luz que se proyectan sobre el sensor, para lo que consta un conjunto de lentes que se compensan entre sí, consiguiendo evitar así las aberraciones que se forman con una única lente, como explican muy bien en este vídeo:

La distancia focal

Es la distancia en milímetros que existe entre el plano de la imagen y el plano de la óptica.

¿Un poco críptico, no? Veamos la definición paso a paso:

El plano de la imagen está en el sensor o la película. Es donde el haz de luz se imprime para formar una imagen.

El plano de la óptica es un punto que varía según el objetivo, depende de la construcción de sus lentes.  Se puede apreciar claramente en el vídeo: es donde los haces de luz cambian su trayectoria convergiendo para llegar al sensor.

La distancia focal es lo que da nombre a los objetivos, por eso para todas las marcas tenemos objetivos de 14, 50 o 200 mm, por poner algunos ejemplos.

¿Por qué importa la distancia focal?

Esta distancia focal es inversamente proporcional al ángulo de visión que ofrece el objetivo, es decir, a menor distancia focal, más amplia es la perspectiva:

Y ¿Qué hay del factor de recorte/multiplicación?

Todas las cámaras réflex en origen tenían un respaldo analógico, el antiguo negativo fotográfico, con un tamaño de 24x36mm, los famosos carretes de 35mm. Hoy día se llama full frame (ff) al sensor que tiene mismo tamaño,  mientras que el resto de sensores  del mercado suelen ser más pequeños.

La clave para entender de donde viene el factor de multiplicación es que las dimensiones de los objetivos, sin embargo, son estándares y no han variado con la aparición de las cámaras réflex digitales. Están todos diseñados para la película de 35 mm.

¿Entonces?

Por ejemplo, esto hace que un objetivo con una determinada distancia focal(50mm)  pierda parte de su ángulo de visión en un sensor APS-C, comportándose de forma parecida a un objetivo de una focal mayor(80mm). La foto resultante es un zoom, o recorte, de lo que sería la fotografía tomada con un sensor full-frame:

La magnitud de ese recorte nos la da el factor de multiplicación. Si mi sensor ASP-C tiene un factor de recorte de 1,6 y mi objetivo es un 50 mm, se comportará como si fuera un 80:

50mm x 1,6 = 80mm

Es decir, ese 1,6 no es más que la proporción entre la distancia focal que tendría ese objetivo montado sobre un sensor FF  y la distancia focal efectiva sobre un cuerpo con APS-C.

Un comentario en “El Objetivo: La distancia focal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.