La cámara réflex

La fotografía, en contra de lo que pueda parecer, no es un medio objetivo.

 

El que mira elige qué encuadra, y que queda fuera de la fotografía al disparar. La cámara es una herramienta que se usa muchas veces para construir una imagen, bien a partir de una idea o simplemente para expresar nuestra percepción.

Pero sea cual sea nuestra intención, es imprescindible dedicar algo de tiempo a conocerla si queremos sacarle el máximo partido.

¿Qué ventajas tiene una cámara reflex frente a una compacta?

Las cámaras réflex presentan una serie de ventajas frente a las convencionales.

Calidad de imagen

La calidad de imagen una cámara réflex es lo primero que se nota al empezar a usarla. Era notable en las cámaras analógicas y ahora, en menor medida, también lo es en sus herederas las réflex digitales.

El sensor

Hay una gran variedad de sensores en el mercado de las cámaras digitales. Al igual que pasaba con el carrete en analógico, la calidad del sensor influye de manera decisiva en la calidad final de la fotografía. En otro artículo ahondo más en sus características, pero de momento quédate con la idea  de que el sensor es la película y de que el archivo RAW es negativo digital.

Lentes intercambiables

 

Las reflex disponen de multitud de lentes intercambiables que te dan flexibilidad para adaptarte a cualquier situación. Cada objetivo te aporta una perspectiva diferente de una misma realidad.

El visor

Para mí, una de las principales ventajas que tienen es que me permiten  ver fielmente a través del objetivo la escena que voy a fotografiar. Usan para esto un mecanismo que sirve tanto para visualizar la imagen como para capturarla posteriormente.

¿Cómo funciona una cámara?

El funcionamiento interno de las cámaras digitales y analógicas es muy similar, tan solo se sustituye el respaldo de película (el carrete de toda la vida) por un sensor digital:

 

 

Mientras estamos mirando a través del visor, la luz pasa a través del objetivo rebotando en un espejo hasta a nosotros. Este mismo espejo es el que, cuando apretamos el disparador, se eleva dejando al descubierto la película o el sensor donde se imprime la imagen. Este movimiento es el que provoca ese famoso click que hoy día imitan los móviles.

Modo manual

Creo que el mayor atractivo de las cámaras réflex (y de algunas de sus hermanas menores conocidas como semi-compactas o híbridas) es la posibilidad que ofrecen de modelar la luz.

Existen dos formas básicas para controlar el volumen de luz que incide sobre un sensor, el obturador y el diafragma. El sensor en sí mismo nos ofrece una tercera, la sensibilidad o iso.

Estas son las características básicas de toda cámara réflex, en ellas reside buena parte de su magia, ya que dan al fotógrafo la capacidad de infundir personalidad a una imagen. Conocer a fondo sus posibilidades nos permite dar significado a las fotos más allá de la propia composición de la escena  y en definitiva, estrechar la brecha entre la fotografía y el arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.